viernes, 26 de marzo de 2010

Con muchas ganas e ilusión!!!

Con muchas ganas e ilusión comienzo mi blog...es precioso, al menos a mi me encanta, gracias al trabajo de María Lunarillos, ¡gracias María!

La cocina me apasiona, y desde pequeña he tenido un "buen referente" que ha hecho, entre otras muchas cosas, que me guste cocinar y, como no, también comer... Este "referente" es alguien muy muy especial a la que tengo siempre presente. Me crió y he tenido la suerte de poder disfrutar y aprender mucho de ella. Dicen que me parezco, que tengo cosas suyas... lo cual me enorgullece... A mí el destino me dio la fortuna de tener dos madres. 

Ella era única, especial, irrepetible.... la echo tanto de menos...

Este blog tiene mucho de las dos, y es por ello que voy a empezar con su receta, muy a propósito en estas fechas de cuaresma, de las Torrijas.... aunque como todo lo que ella preparaba nunca probaré unas torrijas como ella las hacía, al igual que su espectacular "manteca colorá" con esos trozos de lomo... o esos jarretes de cerdo guisados que tanto le gustaban, o su irrepetible tortilla de papas... que aunque la de mi madre y mis tías también están muy buenas, pero lo siento, la de mi abuela era la de mi abuela... con su estupendo perol sólo para sus tortillas jajaja.... ese picadillo que a todos nos volvía locos, pequeñito, pequeñito....¡¡que paciencia!!...esa carne de pavo con mucha cebolla, el menudo, espinacas, gazpacho, arroz con leche, papas guisadas, arroz, calabaza con comino.... uff tantas cosas. Todo le salía buenísimo, y como ella decía "..lo he hecho sin probarlo..."

Espero me salgan bien aunque como he dicho como a ella lo dudo jajaja... pero os aseguro que salen buenísimas... aquí os dejo la receta de "las Torrijas de mi abuela"...

Torrijas de mi abuela


Ingredientes:


-12 rebanadas de pan de torrijas (tipo molde, de miga blanca y lo más densa que encontréis)
-7 huevos
-1/2 l.leche
-1/4 l. vino oloroso (seco o dulce, tipo Moscatel o Pedro Ximénez, al gusto)
-Aceite (para freir, de oliva suave)
-1 kg. miel
-Agua


El día antes se pone el pan en una bandeja para que se asiente, cubierto por un paño seco. 

En un bol se mezcla la leche con el vino que hayamos elegido (añadir el vino al gusto, más o menos según se prefiera). Vamos mojando las rebanadas de pan en la leche y las ponemos en la bandeja para que escurran el líquido sobrante. A parte, se separan las yemas de las claras y se baten éstas a punto de nieve. Una vez que estén bien montadas se añaden las yemas batidas y se mezcla bien con movimientos envolventes.

Se pone el aceite a calentar en un perol y cuando haya cogido temperatura se van friendo, con mucho cuidado, las rebanadas de pan previamente rebozadas en las claras. Tened cuidado al darles la vuelta. Cuando estén doradas por ambas caras, sacarlas y poner a escurrir en papel absorbente para secar con cuidado todo lo que podamos de aceite. Este detalle es importante, si hace falta cambiar el papel.

Para enmelar las torrijas, ponemos a calentar a fuego lento la miel y vamos añadiéndole agua para rebajarla hasta conseguir el punto deseado. Mezclar.

Una vez que hayan escurrido bien, se ponen en una fuente y se vierte el preparado de miel bañándolas. 

Si se quiere, se pueden dejar algunas sin enmelar y rebozarlas en una mezcla preparada previamente de azúcar y canela en polvo. Así están buenísimas y eran como más le gustaban a mi abuela...

Espero que os guste mi primera receta del comienzo de mi blog... 




5 comentarios:

Juan Luis dijo...

Gema, espero que llenes Internet con un monton de recetas de la que podamos disfrutar.....


Un beso

Penny dijo...

Hola guapa! Encantada de saludarte! tenemos muchas cosas en común por lo que veo ;). Bienvenida a este mundo, verás como te sorprende!

Las torrijas deliciosas y con la receta de tu abuela más ricas todavía.

Petonets.

Empar dijo...

¡Hola! Gema
Encantada de conocer tu blog, espero que sigas multiplicando las recetas y que crezca mucho... mucho.
Un beso.

Manu dijo...

Me encantan las torrijas, ademas son muy parecida a las que yo hago.
Aunque ya no vivo allí, soy de Sevilla, bueno de Utrera concretamente, muy cerca de Sevilla

nati dijo...

Hola Gema!. Hoy que tengo tiempo, me he puesto a chafardear tu blog a fondo. Las torrijas son algo que me vuelven loca. Nunca las he probado así con vino. Las próximas que haga, serán a tu manera. Un beso

Publicar un comentario en la entrada